Martes, 30 de diciembre de 2008



Dice un antiguo aforismo: "...todo lo que existe tiene un número, ya que no es posible que algo exista, sea conocido o incluso imaginado, sin un número que defina...".

Para los numerólogos, este aforismo es la base sobre la que se construye una teoría que da sentido a las relaciones románticas y sensuales entre las personas. De hecho, cada uno de los nueve números poseen ciertas características sexuales.
Es necesario hacer notar que no hay diferencia entre hombres y mujeres cuando se examina el aspecto romántico o sexual de las personas con base en su número personal.


¿Cómo se calcula?

Simplemente se deben sumar todos los números que componen la fecha de nacimiento, nuevamente sumar el resultado, hasta lograr un solo dígito. Por ejemplo si buscamos conseguir el número de nacimiento de una persona nacida el 16 de noviembre de 1981.

Deberemos sumar (16/11/1981): 1+6+1+1+1+9+8+1 = 28

Luego sumamos los dos números de esta última cifra: 2+8 = 10

Y volvemos a sumar el resultado para lograr un dígito: 1+0 = 1

El número de nacimiento es 1

Una vez que realizaste el calculo, conoce cuales son las características que tu número posee:




La misma forma del número 1 indica que para las personas de este grupo, su principal objetivo es la realización del sexo. Para las personas número 1, el amor que no se realiza no es perfecto y, desde luego, la realización del amor y el sexo siempre exige cierto grado de penetración en el espacio personal de la pareja -entre más hondo y profundo, mejor. Por esto, no hay manifestaciones de amor cuando las personas número 1 permanecen solas. Consiguientemente, la lógica, el libre albedrío y las normas sociales dictan la sexualidad del estas personas.

En una relación, los motivos emocionales se relegan a segundo plano. En otras palabras, si deseamos las características sexuales de una persona número 1 debemos volver a los convencionalismos y normas de su ámbito social, respetando su estilo de vida de acuerdo al momento en que las cosas ocurran.

Las personas número 1 son muy físicas en lo que respecta al amor y recurren a todo tipo de movimientos con la finalidad de sentir que lo están haciendo bien. Son personas decididas a la hora de conseguir la satisfacción. Esto es aplicable no solo a la penetración, que es el factor principal en la sexualidad de estas personas, sino a clavarse en el corazón de sus parejas. Su amor es sensual y es difícil encontrar una persona número 1 que opte por el amor platónico.
 
Inventivos e imaginativos, su naturaleza proactiva les ayuda a mantener el fuego de la pasión siempre ardiendo.




Muchos numerólogos se equivocan al considerar la sexualidad de las personas número 2 como una continuación de las número 1. El primero es activo, el segundo es pasivo; uno se da, mientras que el otro recibe. Sería conveniente que esos numerólogos revisaran sus fuentes una vez más, porque su evaluación en lo que concierne al delicado tema del amor y la sexualidad es incorrecta y engañosa. Realmente, la sexualidad de las personas número 2 debería ser vista como si dos números 1 se apoyaran espalda con espalda. Esto indica que siempre tienen oportunidad para amar y tener sexo, lo que les da una reputación de promiscuos. Esto significa que las personas número 2 tienen un apetito sexual saludable por las variaciones, cambios e innovaciones, a diferencia de las rutinas conocidas y familiares. Estas personas están concientes que su sexualidad y su manera de amar es una especie de regalo, pero igual están concientes de que el amor y la sexualidad resultan de la interacción entre parejas.

Muchas de ellas varían y cambian de pareja para descubrir aspectos adicionales de su sexualidad. Como resultado, constantemente están buscando algo nuevo -de preferencia con una pareja nueva y diferente. Por otra parte, el grado de variación en sus relaciones no es garantiza necesariamente una sexualidad satisfactoria. Con respecto al amor, esto puede representar un obstáculo más en la vida de pareja y casi nunca una ventaja. Además, en las personas número 2, el amor no surge de lo más profundo de las emociones, sino que se basa principalmente en impulsos que cumplen con cierta lógica. Por lo tanto, es natural pensar que para las personas número 2, la realización de sus impulsos es un modo de vida aceptable.





Las personas número 3 tienen los sentimientos a flor de piel, lo que no debe subestimarse para poderlas entender. Muestran una sexualidad muy fuerte, aunada a un amor casi interminable. Muchos contemplan a las personas número 3 como aquellas que primero lograrán una relación de pareja. En sí, el número indica una clase de amor y sexualidad expresada con cierto grado de intensidad muy apasionada, pero también muy consistente durante largos períodos de tiempo. Y aunque esto no necesariamente asegura la calidad de la relación, en la mayoría de los casos, la cantidad e intensidad son suficientes por sí mismas. Por lo tanto, las personas número 3 son consideradas como muy buenas y, tal vez lo más importante, como estables, tanto sexual como amorosamente.

Es significativo que las personas número 3 amen con la emoción del primer momento, ya que este es la lazo que les permite mantener vivo ese sentimiento al paso del tiempo. Por ejemplo, estas personas no muestran cierta inclinación para amar durante la última parte de sus vidas. Además, no hay duda de que como pareja seria, las personas número 3 presenta ciertas ventajas sobre las número 1 o número 2. Note sin embargo, que antes de escoger pareja deberá considerar el resto de sus números.




Las personas número 4 son conocidas como "cuadradas". Esto significa que son honradas, justas y precisas, pero también extremadamente aburridas, poco creativas y absolutamente convencionalistas. Sin embargo, esta definición no es suficiente en el área del amor y la sexualidad. De hecho, esta definición es una injusticia para estas personas.
La característica principal de las personas número 4 es que son lentas y cuidadosas en el amor. Les gusta darse su tiempo y no ser seducidas con facilidad. No hay nada peor para ellas que dejarse llevar por la marea de acontecimientos, atenciones y verborrea de sus pretendientes.

Su amor y sexualidad se desarrolla con lentitud y está basado en el equilibrio entre emociones y sentimientos, entre la pasión y el amor. Además, con el fin de relacionarse con su pareja, primero deben convencerse que ambos hacen las cosas bien, tanto lógica como emocionalmente. De ahí en adelante, la etapa de considerar y examinar, de tantear y sentir, constituye el período más largo e importante en la sexualidad de las personas número 4.

El lento desarrollo de la relación desanima a las parejas potenciales de estas personas. Sin embargo, tan pronto como la unión adquiere firmeza y todos los factores y conclusiones terminan de ser considerados, el amor se puede expresar totalmente en las personas número 4. En esta etapa, estas personas muestran una sexualidad muy fuerte, primordial y en progreso que está mezclado con un amor equilibrado, sincero y duradero. No hay duda que después de la etapa de sentir a su manera, y pese a la etiqueta de "cuadrados" con los que tilda la gente, las personas número 4 dan a conocer su lado estable y hermoso en lo que se refiere al amor y la sexualidad.





Cuando les llega el amor y la sexualidad a las personas número 5, ellas se encuentran justamente en medio de ambas actividades. Poseen todas las características, positivas y negativas, de lo que se refiere al amor y la sexualidad. Su enfoque, por lo tanto, es nervioso, excitado y caprichoso.

La sexualidad de estas personas no es realmente buena, pero su entusiasmo e inclinación a la soltería lo compensa. Muchos dicen que tienen una especie de imán interno que las hace ser influidas y atraídas por ciertos factores externos. Estos factores las atraen demasiado y es justamente entonces cuando el objetivo de sus atenciones cambia y el imán busca un nuevo objetivo.

Las personas número 5 son el tipo de amantes que se describen en las novelas románticas. Celosos e infieles, gustan de aparecer en la nota roja por crímenes pasionales. Además, son de las personas que siguen adelante ciegamente antes que retroceder ante un desaire. El punto central para ellas es la capacidad para permitir que se desarrolle una relación más allá de la primera noche y este es un verdadero problema, ya que sus vidas están repletas de crisis y altibajos.

La numerología considera que las personas número 5 son por lo general apuestas o al menos atractivas. Son caprichosas e impredecibles y hay algunos problemas para descubrir las características fundamentales de su naturaleza. Sin embargo, el amor y el sexo son los disparadores en la vida emocional de estas personas y los que hacen que se sientan vivos.





Es bien conocido por todos los numerólogos que las personas número 6 están bajo la influencia del planeta Venus. Por consiguiente, se llega a la conclusión lógica de que el amor, regido por Venus, es la energía primaria que nutre a estas personas. Pero algunos numerólogos van más allá y aseguran que estas personas siempre deben encontrar a su pareja en personas número 9, las cuales son regidas por la energía de Marte. De esta manera, dicen, se puede lograr una unión perfecta, representada por el 6 + 9. Mi opinión personal es que, por muy satisfactorio que pueda ser el 69 entre una pareja, no existe una unión que sea perfecta. Siempre habrá dificultades y problemas que habrán de resolver con tacto, amor y madurez, si desean mantener la relación.

En todo caso, se puede obtener una interpretación más profunda y completa, así como varias sugerencias para el desarrollo de las personas 6 al analizar la Estrella de David, que tiene seis puntas, desde luego.

La forma básica de la Estrella de David consiste en dos triángulos superpuestos, uno apuntando hacia arriba y el otro hacia abajo. En el primero se abstrae la sexualidad y en el segundo, el amor. Así, el primer problema de estas personas consiste en conservar el equilibrio entre los dos triángulos, pues de lo contrario ambas partes se separan y la Estrella de David deja de existir. Por lo tanto, las personas número 6 tienen que buscar el equilibrio entre el amor y la sexualidad, dedicando sus vidas enteras a esta tarea, tanto en lo que respecta a ellas mismas, como en lo que concierne a sus respectivas parejas.

Esta no es una tarea fácil, ya que el equilibrio lo consiguen de una forma natural pocas personas y exige un considerable esfuerzo.
Hablando prácticamente, las personas número 6 buscan el equilibrio entre el amor y la sexualidad y no se puede predecir en qué grada se habrán de equilibrar mutuamente. Esto hace que las personas número 6 más que interrogarse sobre los grandes misterios del romance, solo busquen el equilibrio.





En particular, las personas número 7 son muy vulnerables a las energías del amor y el sexo. Esto significa que quieren "ser amadas", "realizar plenamente su sexualidad" y "poder resplandecer de amor". En otras palabras, para ellas la sensación es tan importante como la realidad.

Naturalmente, las personas número 7 exponen estos aspectos de sus vidas por medio de una separación o ruptura. Hay que tener esto presente para poder determinar quién es el que está mal en su nido de amor. Cuando las cosas fallan, estas personas se sienten despojadas o como si todos estuvieran en su contra. Por eso, su sensibilidad -sin mencionar su vulnerabilidad, son especialmente evidentes durante los períodos de crisis o cuando se encuentran "entre relaciones".

Las personas número 7 llegan a arriesgar todo cuando el amor toca sus corazones y pueden vivir plenamente su sexualidad, gastan mucha energía y requieren de un gran esfuerzo para realizarse en estas áreas de sus vidas. Justamente esta es la razón por la que muchas de ellas prefieren la teoría a la práctica, prefieren escoger el lado espiritual en lugar del lado físico del amor.





Afirman los numerólogos con cierta razón que las personas número 8 han sido tratadas injustamente dada su reputación a tener temperamentos frígidos. Esto no es totalmente cierto, ya que las personas número 8 disfrutan de una buena y fuerte naturaleza sexual que a menudo resulta bastante impresionante.

Su potente sexualidad se derrocha frecuentemente, ya que gustan de hacer las cosas con toda lentitud y a conciencia. Después de haber investigado, examinado, hurgado y probado, para muchas de sus parejas ha pasado el momento oportuno de la pasión. Encuentran que les es difícil comprender que el amor y el sexo habitan una extraña región en la que lo más oculto es dado a conocer.

Como son muy metódicos, todo lo hacen como si siguieran al pie de la letra una receta culinaria y, aunque se puede hacer del sexo un placer de este tipo, lo que más apaga la pasión es hacer siempre las mismas cosas de la misma manera.

Por ello es importante diferenciar entre el intento que hacen por disfrutar a su manera y su conquista: hay una tremenda diferencia entre ambos aspectos. Asimismo, no son muy dados a poder distinguir entre los medios y el fin, así que a veces es necesario darles una que otra pista para que sepan qué es lo que se espera que hagan en esos momentos.





Las personas número 9 son todo un problema para los numerólogos que basan sus lecturas en la astrología, porque tiene la energía del número 1 y el equilibrio del número 6 -ambas regidas por Marte, un planeta masculino. Por esto, cuando se intenta interpretar las características de las personas número 9 con respecto al amor y la sexualidad, se descubre que en realidad son diferentes los conceptos relacionados con las estrellas y la numerología tradicional.

Los numerólogos han notado que el amor y sexualidad de las personas número 9 sigue diferentes caminos. Por un lado, estas personas tienen una potente sexualidad que resulta del producto de 3 x 3. Por el otro, son personas muy leales, debido a que en este número termina el primer ciclo de la numerología. Y, desde luego, a pesar de que las personas número 9 carecen de la emoción del amor, la combinación de sexualidad y fidelidad compensa esa falta de sentimientos.

Las personas número 9 son muy consideradas con su pareja, puesto que saben que sus necesidades son tan importantes como las propias. Siempre están atentas a cada queja o dificultad que se presenta en la relación y hacen hasta lo imposible por solucionarla de manera adecuada para ambas partes.


Tags: Numerología, Sexualidad, Número Personal, Características

Publicado por ReinaLilith @ 6:56  | Numerolog?a
Comentarios (1)
Comentarios
Publicado por Visitante
Jueves, 03 de marzo de 2011 | 20:48

los numeros 3 y 9 ¿podrian ser los numaeros de sexo homosexual ? y entonces el numero 3 que ocasiona 3+3 =6 y 3+3+3=9 serian los numeros de la sexualidad mencionada,digo esto porque la palabra homosexual en castellano sus numeraciones de letras es 3 y gay del ingles en numeracion castellana es 9.pero esto seria asi solo por tenerlo en la fecha de nacimiento o por otra consideracion.GRACIAS JORGE